InicioNoticiaBrasil: Un millón de voces exigen justicia para Marielle Franco y Anderson en un acto celebrado en Río de Janeiro

Brasil: Un millón de voces exigen justicia para Marielle Franco y Anderson en un acto celebrado en Río de Janeiro

Tres años después del asesinato de la concejala y defensora de los derechos humanos, Marielle Franco, y su chófer, Anderson Gomes, Anistia Internacional Brasil ha entregado hoy una petición que representa las firmas de más de un millón de personas de Brasil y de todo el mundo que desde hace tres años exigen justicia para Marielle y Anderson. Los destinatarios de esta petición de justicia son el gobernador del Estado de Rio de Janeiro en funciones, Claudio Castro, y el fiscal general de ese Estado, Luciano Mattos.

Conocida por sus movilizaciones con activistas, debido a la pandemia del Covid-19, Anistia Internacional Brasil ha elegido una acción móvil.  El acto «Voces por Marielle e Anderson» se ha escuchado en las calles de Río de Janeiro mediante un camión, con un panel led, que ha circulado en algunos puntos clave de la ciudad (donde ocurrió el asesinato de Marielle, frente al Palacio de Guanabara, sede del Gobierno del Estado de Río y también frente al Ministerio Público del Estado de Río de Janeiro. y otros) propagando el mensaje: «¡Tres años es mucho tiempo sin respuestas! Exigimos justicia para Marielle y Anderson». Anistia Internacional Brasil ha reunido mensajes en más de 10 idiomas provenientes de países como Alemania, España, Francia, Suecia, Portugal, Ucrania, Argentina, Chile, México, Mongolia, Taiwán, Nueva Zelanda, entre otros.

«Anistia Internacional Brasil viene reclamando justicia desde el inicio del caso. Tres años es demasiado tiempo para no saber quién ordenó el asesinato de Marielle y por qué. Nuestra movilización exigiendo justicia rompió las fronteras de Brasil y obtuvo el apoyo de miles de personas en todo el mundo. Al igual que nosotros, se toman la injusticia cometida contra Marielle y Anderson como algo personal y se unen para exigir que el caso se resuelva definitivamente y que tanto los que ordenaron su muerte como los asesinos sean procesados, juzgados y rindan cuentas», ha declarado Jurema Werneck, directora ejecutiva de Anistia Internacional Brasil.

El caso Marielle Franco cumplió tres años el domingo 14 de marzo. Hasta el momento, los autores del crimen no han sido descubiertos y los acusados ​​de haber participado en su muerte aún no han sido juzgados por el Tribunal de Jurados. Anistia Internacional Brasil sigue con preocupación este retraso en la resolución.

«En Brasil y en el mundo, los defensores de derechos humanos siguen siendo amenazados, perseguidos y asesinados. Nuestro país es el tercer país más peligroso para los defensores de los derechos humanos y el medio ambiente. Los Estados deben garantizar la seguridad y libertad de acción de quienes luchan por los derechos humanos, además de velar por que, en caso de que sus derechos sean amenazados o violados, se realicen investigaciones serias, imparciales y efectivas para identificar y procesar a los responsables. La impunidad no puede ser la respuesta al brutal asesinato de Marielle. Amnistía Internacional también cree que ya es hora de que las autoridades brasileñas actúen de forma transparente, permitiendo que la sociedad conozca y evalúe las debilidades, limitaciones y aciertos de esta investigación para que no la justicia no tarde. Es necesario impedir que la impunidad sea el mensaje que Río de Janeiro y el país envían a las familias, a todos los que actúan a favor de los derechos, la sociedad brasileña y el mundo».

Audiencias sobre el caso

Anistia Internacional Brasil y el Instituto Marielle Franco enviaron solicitudes de audiencias en línea al gobernador en funciones, Claudio Castro, y al fiscal general del estado de Río de Janeiro, Luciano Mattos. Las solicitudes también marcan las acciones por los 3 años del asesinato de la concejala y defensora de derechos humanos, Marielle Franco, y el conductor, Anderson Gomes. Tanto Anistia como el Instituto esperan que se abran diálogos entre las familias de las víctimas y sus representantes con los nuevos ocupantes del Ejecutivo y del Ministerio Público de Río de Janeiro, y que las autoridades puedan informar las medidas adoptadas para resolver el caso. Estas serán las primeras reuniones de Anistia Internacional Brasil y de las familias de Marielle y Anderson con el gobernador y el fiscal general del estado de Río de Janeiro.

“Mientras no resuelvan este crimen, las autoridades están enviando un mensaje claro a los brasileños y al mundo de que las violaciones contra los defensores de derechos humanos están permitidas en Brasil. Exigir justicia para Marielle es no permitir que quede impune otro asesinato de defensores de derechos humanos. El gobernador interino de Río de Janeiro, Claudio Castro, y el fiscal general del Estado de Río de Janeiro, Luciano Mattos, deben ser transparentes para que la sociedad brasileña y la comunidad mundial sepan lo que hicieron el año pasado para garantizar justicia a Marielle», explica Jurema Werneck.

Marielle y otras defensoras de los derechos humanos

El 14 de marzo, cuando se cumplieron tres años de la muerte de Marielle, Anistia Internacional Brasil publicó un vídeo en sus perfiles oficiales de las redes sociales. Narrado por la actriz Taís Araújo, que ha cedido generosamente su voz para el proyecto, la lucha de Marielle será recordada junto con la historia de otras 11 defensoras de los derechos humanos.

Entre las defensoras elegidas están mujeres de nuestro tiempo como la quilombola Sandra Maria Andrade y las madres que luchan por que se haga justicia por la muerte de sus hijos, asesinados por agentes del Estado, como Débora Maria da Silva, Fátima Pinho, Maria Dalva Correia da Silva y Rute Fiuza Silva. Así también Chelsea Manning, defensora de la igualdad de género y seguridad de la información, una exmilitar transexual del ejército de los EE. UU. Jani Silva, defensora de la Amazonía, cuyo caso se hizo conocido mundialmente en la campaña Escribe por los Derechos 2020, es recordada por defender el medio ambiente en Colombia. Otras dos ambientalistas también son veneradas: Dorothy Stang, defensora por el derecho a la tierra y de la Amazonía brasileña, asesinada el 12 de febrero de 2005 y Berta Cáceres, líder indígena de Honduras, asesinada el 2 de marzo de 2014. Fueron asesinadas por no callarse ante la injusticia en sus territorios. Y las más recientes defensoras y jóvenes activistas Malala Yousafzai y Greta Thunberg, que están revolucionando la defensa del derecho a la educación y afrontando la crisis climática. Además de Anielle Franco, hermana de Marielle y directora ejecutiva del Instituto Marielle Franco.

«Las barreras que deben superar los defensores de los derechos humanos siguen siendo enormes. Reunimos a una diversidad de mujeres en este video para mostrar que cada una de ellas tiene el impulso, el compromiso, la alegría y la esperanza que vimos en los gestos y discursos de Marielle. Como un movimiento global y con la fuerza de estas mujeres, Anistia Internacional seguirá denunciando las injusticias, luchando por los derechos de todos y cada uno para hacer de este mundo un mundo más diverso, inclusivo y justo», afirma Werneck.

 

Fuente : Amnistia Internacional

Fuente foto : Amnistia Internacional