InicioPeticiónMAB reclama justicia para una activista desaparecida

MAB reclama justicia para una activista desaparecida

Fuente:  MAB / Rondonia a través de Red-DESC

Fecha de Publicación:
Martes, Enero 26, 2016

El Movimiento de Afectados por Represas de Brasil (Movimento dos Atingidos por Barragens – MAB) ha hecho un llamamiento a la justicia y ha pedido una investigación exhaustiva, independiente e imparcial de la desaparición de Nilce Souza Magalhães, “Nicinha”, una defensora de los derechos humanos y líder del MAB en Rondonia, Brasil.

Según el MAB, hasta la fecha, la investigación que está llevando a cabo la policía civil ha estado envuelta en una alarmante falta de claridad, con numerosos vacíos legales e informaciones erróneas difundidas a través de los medios de comunicación nacionales. El Movimiento exige un esclarecimiento de los hechos y una respuesta adecuada a la desaparición de su líder. Por favor haga clic aquí para firmar una carta de apoyo a estas demandas.

Nilce Magalhães de Souza, más conocida como “Nicinha”, era madre de tres hijos, abuela de siete nietos, pescadora y líder del Movimiento de Afectados por Represas (MAB) en Rondonia. Su activismo se centró en la defensa de la vida, los ríos y los bosques, desde la orilla del Río Madeira, el mayor afluente del río Amazonas, donde luchó por el derecho a quedarse.

Según reportes locales, Nicinha “desapareció” el 7 de enero de 2016, después de haber sido vista por última vez en su residencia, en un campamento de familias pesqueras desplazadas por el proyecto de la presa hidroeléctrica “Jirau, Energía Sustentable de Brasil” (ESBR). Según otro residente del campamento, Nicinha fue vista por última vez cocinando y lavando ropa en su choza alrededor de las 12 del mediodía del 7 de enero. Poco después, el mismo vecino notó que algo olía a quemado y se acercó a la choza. Allí vio que su comida se estaba quemando pero que ella no estaba.

Las búsquedas de la policía civil y los bomberos no empezaron sino hasta cinco días más tarde, el 13 de enero. No tardaron en encontrar una pequeña cadena que siempre llevaba alrededor del cuello. Estaba rota, en el suelo, cerca de su casa. Esto parece sugerir que fue secuestrada. Además, sus documentos personales y su cámara, que contenían pruebas relacionadas con sus actividades de defensa de los derechos humanos, también desaparecieron de su casa.

Nicinha es conocida en la región como la líder del Movimiento de Afectados por Represas y se ha dedicado incansablemente a exponer las violaciones de derechos humanos cometidas por el consorcio responsable de la represa de Jirau. Después de haber vivido en la zona durante casi cincuenta años, comenzó a expresar su preocupación cuando la pesca se vio perjudicada durante los primeros años de operación de la presa. En 2014, la comunidad donde vivía Nilce fue devastada por una inundación provocada por el embalse hidroeléctrico que arrasó con las casas, los cultivos y los materiales de trabajo de las familias que vivían en la orilla del río.

El consorcio responsable del proyecto está formado por las empresas GDF Suez-Tractebel, con una participación de un 40%, Mitsui, con un 20%, y el grupo Eletrobrás, con un 40%, repartido a partes iguales entre Electrosul y Chesf. En 2010, GDF Suez-Tractebel fue señalada como la peor empresa del mundo en los premios Public Eye Awards para su participación en la construcción de la represa hidroeléctrica de Jirau. El gobierno francés controla el 36% de las acciones transnacionales de GDF Suez-Tractebel. El gobierno de Brasil es propietario del grupo Eletrobrás así como también del principal financista de la obra, el banco público de desarrollo BNDES.

A lo largo de los años, Nilce presentó varias quejas y participó en numerosas audiencias y actos públicos para llamar la atención sobre los graves impactos que la represa estaba teniendo sobre la actividad pesquera en el Río Madeira, así como para denunciar el hecho de que el consorcio no proporcionó nunca ningún tipo de compensación a las familias de pescadores afectadas por los efectos socioeconómicos de la represa. Estas quejas dieron lugar a dos consultas ciudadanas públicas que están llevando a cabo fiscales federales y el Fiscal de Distrito, centradas en el incumplimiento del Programa de Apoyo a la Actividad Pesquera y en la presunta manipulación de los hechos reflejados en los informes de seguimiento relacionados con la actividad pesquera, que supuestamente trataron de ocultar los efectos dañinos de la represa. También denunció el daño ambiental ligado al proyecto, incluyendo la inundación de los bosques, la contaminación de las aguas de la zona y la generación de gases de efecto invernadero. Nilce fue muy efectiva en su trabajo: tras una mesa redonda con el gobierno federal en diciembre de 2015, en la que Nilce de Souza participó, el gobierno decidió establecer una comisión para visitar la región y apoyar la formalización de las denuncias contra la empresa por violación de derechos humanos.

Ahora, el MAB ha instado al gobierno de Brasil a garantizar una investigación exhaustiva, independiente e imparcial sobre los hechos relacionados con la desaparición de Nilce Magalhães Souza. ¡Regístrese aquí para dar su apoyo!

Sin justicia, este caso no puede cerrarse.

¡Agua para la vida, no para la muerte!