InicioComunicadoComunidad en la Amazonía brasileña sin agua desde hace tres meses después del colapso de la presa en la mina Aurizona de Equinox Gold, de propiedad canadiense

Comunidad en la Amazonía brasileña sin agua desde hace tres meses después del colapso de la presa en la mina Aurizona de Equinox Gold, de propiedad canadiense

Tribunal brasileño fija un plazo para que la empresa demuestre que ha restablecido el suministro de agua. A pesar de la evidencia, Equinox Gold se niega a reconocer su responsabilidad.

(Ottawa / Montreal, 25 de junio de 2021) – Un tribunal brasileño determinó que la empresa canadiense Equinox Gold Corp. debe garantizar el suministro de agua potable a más de cuatro mil personas en el distrito de Aurizona, ubicado en Godofredo Viana, Maranhão, en la Amazonía brasileña.

La comunidad ha estado sin acceso regular y adecuado al agua desde hace tres meses, desde que una presa en la mina de oro de la compañía canadiense se rompió y contaminó la principal fuente de agua. El pasado 31 de mayo, el tribunal del municipio de Cândido Mendes, Maranhão, en el noreste de Brasil, aceptó la solicitud del Ministerio Público del Estado y ordenó una multa diaria de 500 mil reales (CAD $ 125.371) si la empresa no cumple.

El 25 de marzo, el embalse Juiz de Fora, que abastece de agua a la región, fue contaminado por lodo luego de la falla de una presa de sedimentos en la mina de oro Aurizona Mining (MASA), propiedad de Equinox Gold Corp. Desde entonces, muchas de las más de 1,500 familias de Aurizona han compartido videos y fotos que documentan la irregularidad del suministro de agua por parte de la empresa y que el agua que se les proporciona está provocando erupciones cutáneas en muchas personas. Tres meses después del colapso de la presa, la comunidad no tiene acceso a ningún dato técnico que respalde las afirmaciones de la empresa de que el agua suministrada no contiene sustancias tóxicas.

La compañía ha optado por negar su responsabilidad en lugar de atender las demandas y solicitudes de las comunidades y del estado de Maranhao y los tribunales. A pesar de la evidencia y los documentos oficiales de las agencias gubernamentales brasileñas, Equinox Gold dice que se trata de «mentiras totales«.

La empresa insiste en que “no hubo fallas en la presa de relave”, que lo que hubo fue “un desborde … de un estanque de agua dulce en (su) propiedad conocida como Lagoa do Pirocaua”. Sin embargo, un informe de abril de 2021 de la Agencia Nacional de Minería (ANM) confirma que la estructura que colapsó el 25 de mayo está catalogada como presa minera, a pesar de tener el nombre de Lagoa de Pirocaua. Como resultado, la ANM ordenó a la empresa cerrar la presa, que no había sido registrada por Equinox Gold.

Según Dalila Calisto, del equipo directivo del Movimiento de Afectados por Represas (MAB), «la empresa evita utilizar el término de falla en la presa para no disuadir a los inversores, que podrían trazar paralelos con los casos emblemáticos de Brumadinho (2019) y Mariana (2015) en Minas Gerais «.

La compañía también continúa afirmando que un nivel atípico de lluvias durante este período fue la causa del desastre. Según declaraciones de la empresa, ese día llovió en la región alrededor de 426 mm de lluvia, fenómeno que se registró como precipitación que ocurre cada 10.000 años. Sin embargo, una búsqueda en la prensa local y mapas de las agencias meteorológicas oficiales muestran que el hecho excepcional no se registró en los periódicos y que este volumen de lluvia continuó durante todo el mes de marzo, contradiciendo las declaraciones de la empresa.

La comunidad ha organizado protestas para exigir su derecho básico al agua, que es aún más crítico ya que Brasil es uno de los países más afectados por la pandemia en el mundo con más de 500,000 personas muertas por Covid-19. Según Juciara Pereira Lima, del Comité de Afectados de Aurizona, “aquí nadie está contento de protestar. Nos vemos obligados a hacer esto porque nuestra situación es insostenible ”.

El 26 de abril, durante una protesta que marcaba el primer mes de aniversario de la falla de la presa, la policía militar de Maranhão detuvo a dos mujeres lideresas de la comunidad. Maria Aldineia y Maria Valdirene fueron detenidas ilegalmente bajo custodia policial durante cinco horas en un vehículo policial. Las mujeres fueron liberadas, pero dicen que continúan recibiendo amenazas. La Secretaría de Seguridad Pública está investigando la situación.

Todos estos hechos violentos y la falta de acción de las autoridades refuerzan las palabras de Jonias Pinheiro, comunero, al Comité de Derechos Humanos de América Latina (CDHAL), así como la rotura de la presa. Según Jonias Pinheiro, este desastre subraya un patrón de violaciones sistemáticas de derechos humanos que comenzó con la llegada de la empresa minera a la región hace 10 años.

La empresa controla el municipio: policía, universidades, gobierno municipal. Ha habido casos de criminalización e incluso asesinato de líderes sociales. La compañía actúa como si todo el distrito de Aurizona fuera su propiedad privada, evitando que los residentes atrapen cangrejos y recolecten frutas, la fuente tradicional de sustento para las familias de la región. Los residentes que son sorprendidos practicando estas actividades son llevados por guardias de seguridad privados a la policía. Una cosa está muy clara: este tipo de megaproyectos siempre van acompañados de violencia contra las mujeres, prostitución y actividades ilícitas. Es muy importante hacer correr la voz sobre lo que está sucediendo aquí en todo el mundo, incluso en Canadá, donde la empresa tiene su sede.

Los miembros de la comunidad han hecho sonar la alarma sobre la estabilidad de la mina. En 2018, el deslizamiento de roca estéril arrasó con la carretera, bloqueando el acceso a la comunidad y afectando hábitats de manglares y fuentes de agua naturales cercanas. Dos años después, la comunidad de Aurizona vuelve a estar aislada y con sus fuentes de agua contaminadas. Esta vez no se han reportado víctimas. Como dijo un residente después de la ruptura de la presa, “necesitamos apoyo porque en cualquier momento podría haber una ruptura de la presa de relaves. Si eso sucede, estamos en peligro «.

En mayo, más de 60 organizaciones de la sociedad civil brasileñas e internacionales enviaron una carta dirigida a la empresa y a funcionarios brasileños solicitando que se atiendan las demandas de la comunidad. Entre las solicitudes más urgentes que se hicieron encontramos la restauración del agua potable y compensación por las pérdidas ocasionadas a la economía local por la contaminación de los embalses de la región, se incluyen negocios y actividades pesqueras y turísticas.

Para obtener más información sobre la regulación de presas de relaves:
● Jan Morrill, Earthworks, jmorrill@earthworksaction.org
Para obtener más información sobre la situación en Aurizona (incluidos los contactos con el Movimiento de Personas Afectadas por Represas)
● Rosa Peralta, CDHAL, solidared@cdhal.org
Samantha Marques (MAB): Whatsapp +55 99 9 8843 0115
Gabrielle Sodré (MAB): Whatsapp +55 77 9 9129 6200
Para obtener más información sobre Equinox Gold:
● Viviana Herrera, MiningWatch Canadá, viviana@miningwatch.ca

Versión en inglés del comunicado