InicioNoticiaSegob y Conagua advierten que construirán presa en Jalisco

Segob y Conagua advierten que construirán presa en Jalisco

GUADALAJARA, Jal., 1 de junio (apro).- La Secretaría de Gobernación y la Comisión Nacional del Agua (Conagua) advirtieron hoy que a pesar de la oposición de la ciudadanía y pase lo que pase, la presa El Zapotillo se construirá e inundará tres poblados de Jalisco.

    Luego de varias mesas de diálogo entre autoridades federales y opositores al proyecto, el subsecretario de Gobernación, Juan Marcos Gutiérrez González, afirmó que “por parte del gobierno federal, la obra seguirá”, aun cuando haya juicios de por medio. Ya no pueden echar marchar atrás, afirmó.

    La diputada perredista Olga Araceli Gómez Flores y los habitantes de los tres poblados que serán inundados, pidieron más tiempo para exponer sus argumentos; no hubo modo de continuar con el diálogo. Gutiérrez González sentenció: “El Zapotillo beneficiará a dos millones y medio de habitantes y, por tanto, sigue adelante.”

    Para los habitantes de Temacapulín, Palmarejo y Acasico, las mesas realizadas en el último mes y la “Mesa Resolutiva” de hoy realizada en Tepatitlán, solamente fueron para ganar tiempo y darles “atole con el dedo” a los habitantes. “La sentencia estaba ya dictada de antemano”, explicó el vocero de Unidos por Temaca, el sacerdote Gabriel Espinoza.

Lamentaron que se le siga escondiendo a la opinión pública que el agua de la presa no será para Jalisco, sino para Guanajuato, “donde no será aprovechada para uso habitacional, sino industrial”.

El sacerdote Espinoza dijo que no se han respetado los derechos de los pobladores ni el dictamen del INAH que determinó preservar el 70% del pueblo. El gobierno también ignoró la recomendación 35/2009 de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, en el que pide la suspensión de la obra; y también desacató dos suspensiones provisionales otorgados por el Juzgado  Segundo de Distrito en los juicios de amparo 2245/2008 y su acumulado 2262/2008.

Ahora, agregó, buscarán la intervención de la UNESCO y de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), pues, a su juicio, existen otras opciones de predios donde construir la presa, “pero el gobierno se ha encaprichado”.

De manera paralela, en la residencia oficial Casa Jalisco, varios grupos de inconformes realizaron manifestaciones de protesta. “Si no hay solución, habrá revolución”, gritaron irritados los opositores.

Las mesas de trabajo  fueron una oferta de los gobiernos estatal y federal, luego de que los habitantes mantuvieron durante una semana un plantón en las inmediaciones donde se construye la presa. El 4 de abril se levantó la toma de las construcciones y se anunció el inicio del diálogo que hoy culminó en un ambiente muy tenso.

Para la diputada del PRD, Olga Araceli Gómez Flores, la mesa resolutiva fue una burla de las autoridades; y apuntó que tanto José Luis Luege Tamargo, de la Conagua, y César Coll, de la Comisión Estatal del Agua (CEA), lucieron desinformados.

La oposición al proyecto ha tenido repercusión internacional. Temacapulín fue sede del Encuentro Internacional de Afectados por las Represas, efectuado del 1 al 7 de octubre pasados, al que acudieron 62 organizaciones civiles de todo el mundo.

La presa que captaría 911 millones de metros cúbicos y costaría 8 mil millones de pesos, la construye la empresa La Peninsular, propiedad de la familia Hank Rhon. De acuerdo con especialistas, bastaría modificar la altura de la cortina, de 105 a 80 metros para que se salvaran estas poblaciones.