InicioComunicadoObservadores canadienses cuestionan la legitimidad de los resultados electorales en Honduras

Observadores canadienses cuestionan la legitimidad de los resultados electorales en Honduras

Fuente
seguimiento
Common Frontiers – Canada
2013-11-27

Despues de revisar detenidamente nuestras propias observaciones sobre el proceso electoral en Honduras, encontramos que las elecciones presidenciales son inconsistentes con los principios democráticos y se encuentra plagadas de practicas fraudulentas.

No nos sorprende que el partido LIBRE rechace las proyecciones preliminares del Tribunal Supremo Electoral (TSE).

El contexto de este proceso electoral es supremamente importante. Honduras es un país de 8.2 millones de habitantes, la mayoría viven al margen de la pobreza. El Subempleo afecta al 57% de la población que se encuentra en economía activa, hay 4  personas billonarias en este país empobrecido, controlan la mayoría de los intereses comerciales incluyendo los medios de comunicación masivos. A  Honduras se le denomina como “Narco-Estado”, Es decir que los principales lideres políticos y militares están alineados con los traficantes de drogas,  utilizando a Hondura como un punto importante de transportación de cocaína que viene de Sur América. Estas personas también cuentan con inmensos recursos económicos. Es importante anotar que el TSE hondureño esta comprometido con miembros de los partidos Nacional y Liberal (partidos que han compartido el poder desde hace cien años). El partido LIBRE no participa, por lo tanto no se puede afirmar q el TSE sea imparcial o neutro.

Además no existe un limite establecido para el gasto en campañas electorales, esto favorece a los partidos con grandes recursos económicos.

La oposición y los movimientos de resistencia en Honduras han librado la batalla en contra de estos intereses poderosos y múltiples obstáculos por muchísimos años. En especial los últimos 4 años desde el golpe militar.  El partido LIBRE nació a raíz de esta lucha.

Al visitar varios centros de votación en Tegucigalpa y alrededor de la ciudad, fuimos testigo de los reclamos sobre irregularidades electorales. En numerosas ubicaciones observamos el deprecio a la oposición por parte de oficiales en los centros electorales. El partido LIBRE fue catalogado como inexperto y como una amenaza a la democracia.

En la municipalidad de Ojojona observamos a un oficial que se denomino como el encargado del centro de votación, a pesar de que en su carnet de identificación se leía “Vocal”, que quiere decir, persona de apoyo en solo una mesa de votación.  Quien se describió como ciudadano estadounidense que perteneció a la marina de este país y dueño de una cantidad considerable de tierras. Proclamó su desdén hacia el partido LIBRE diciendo “nosotros no queremos a esos commies aquí.” Expresando públicamente su gran apoyo al partido Nacional que se encuentra en el poder. Su comportamiento era visiblemente aceptada por la policía militar, que se encontraba en el lugar.

En un centro de votación cercano en Santa Ana, fuerzas de seguridad nos solicitó que presentáramos detalles de nuestra identificación, en un intento publicó de intimidación, a pesar de que teníamos nuestras identificaciones oficiales visibles.  Los sufragantes presentaron varias quejas de compra de votos, a  nuestra delegación. También denunciaron que esto se llevaba a cabo en la estación de sondeo de votos del Partido Nacional.

En la comunidad, El Aguacatal no había “custodio”, una persona encargada del centro de votación; un soldado tomo ese lugar. En Surco de Cana no había señal de telefonía celular, el custodio no sabia como enviar los resultados electorales, normalmente se tramita electrónicamente a la oficina central de TSE.

Observadores de nuestra delegación  mostraron preocupación cuando visitaron la estación de sondeo en el barrio La Joya en Tegucigalpa donde los votantes denunciaron infracciones serias en contra del derecho al voto.  Denunciaron que miembros del partido Nacional ingresaron a los puestos de votación, mientras que se les impedía públicamente el ingreso a miembros de otros partidos. En este Centro de votación nuestros observadores fueron asediados por personas del TSE apoyados por las fuerzas militares, quienes  querían impedir nuestra presencia durante el conteo de votos, lo cual es una función primordial de nuestras obligaciones para que no ocurra fraude.

En los días anteriores a las elecciones se realizaron numerosas denuncias de coacción por parte de la fuerza de seguridad. Hombres enmascarados con armas, presuntamente pertenecientes a la policía militar rodearon el centro operativo del partido LIBRE por una hora, ubicado en el bulevar John F Kennedy. Miembros de nuestra delegación estaba presente y observaron el miedo y colera de los miembros del partido LIBRE. En la noche de Noviembre 23,  María Amparo Pineda Eduarte, una líder popular de la Cooperativa del Carbón, miembro central de Trabajadores del Campo (CNTC) y presidente de la estación de sondeo del partido LIBRE en Cantarranas fue asesinada, al igual que Julián Ramón Araujo Maradiaga al salir del entrenamiento en la estación de sondeo. Muchos otros incidentes sucedieron y ha sido documentados en otros medios.

Le pedimos urgentemente al gobierno Canadiense que no reconozca los resultados  electorales en Honduras. Debe haber una oportunidad de hacer un conteo transparente, certero y una investigación completa de las irregularidades reportadas sobre intimidación y amenaza de las autoridades.