InicioCDHALMultitudes apoyan a los indígenas

Multitudes apoyan a los indígenas

 

LIMA/AP — Miles de personas, entre indígenas, obreros y estudiantes, marcharon ayer en diferentes ciudades en apoyo a los nativos amazónicos que protestan por decretos que consideran van a permitir la explotación de petróleo y gas en sus territorios ancestrales, en tanto el gobierno creó un grupo especial para dialogar con los indígenas.

“Para resguardar el orden público se ha decretado la inamovilidad de la policía por 24 horas”, dijo vía telefónica a la AP el Director General de la Policía Nacional, José Sánchez Farfán,

La movilización indígena es respaldada por la mayor central obrera, Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP), así como por organizaciones de izquierda.

 

En la ciudad selvática de Yurimaguas, a 690 kilómetros al noreste de Lima, donde los nativos mantienen bloqueada la carretera que los une con Tarapoto, cientos marcharon coreando consignas como “la selva no se vende, la selva se defiende”.

En la ciudad de Arequipa, al sudeste, unas 7,000 personas marcharon hasta la plaza principal y en la región Puno, fronteriza a Bolivia, hubo marchas en Juliaca, Azángaro, Ilave y la capital Puno. En Lima, miles de personas marcharon hacia la sede del Congreso, pero fueron impedidos de seguir por la policía antimotines. Reporteros de AP observaron que estudiantes lanzaron piedras y bombas incendiarias caseras a los efectivos, que respondieron arrojando gran cantidad de gases lacrimógenos.

Testigos informaron que hubo detenidos, sin confirmación oficial de inmediato.

La policía dijo que en Puno desfilaron unas 5,000 personas, y que grupos de estudiantes destruyeron a pedradas ventanas de una sede del partido oficialista APRA y que un policía resultó herido en la cabeza.

 

También en la ciudad costera de Chiclayo, al norte, unas 2.500 personas participaron en las marchas. En otra regiones del país, como Madre de Dios, , Cusco, Tacna, Chiclayo y Ayacucho, también se han registrado protestas, pacíficas.

En el marco de una larga protesta de las comunidades indígenas de la Amazonía, iniciada el 9 de abril pasado contra una decena de leyes, el viernes pasado se produjeron enfrentamientos entre policías y manifestantes que dejaron al menos 33 muertos en ambos bandos.
 

Lima/EFE — La Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (Aidesep) calificó ayer de "lamentable" la posición del Gobierno peruano de excluirla de una anunciada comisión de diálogo, porque intenta desconocer su representatividad ante las comunidades amazónicas. 

El portavoz de la asociación, Edson Rosales, dijo a Efe que todos los "apus", o líderes locales de los pueblos amazónicos, reconocen a Aidesep y descartó que el Gobierno logre "romper la unidad" que hay entre las comunidades representadas por su organización.
 

Rosales aclaró que Aidesep, organizadora de las protestas en la Amazonía, "nunca abandonó el diálogo" y que, en su momento, entregó al Gobierno su plataforma de lucha pero el Ejecutivo le respondió que no podían derogar las leyes que los nativos rechazan.