InicioNoticiaLucha contra el proyecto hidroeléctrico Agua Zarca, Honduras: victoria para el COPINH en el caso de Bertha Cáceres aunque continúan los ataques contra la organización y sus miembros.

Lucha contra el proyecto hidroeléctrico Agua Zarca, Honduras: victoria para el COPINH en el caso de Bertha Cáceres aunque continúan los ataques contra la organización y sus miembros.

Marian Mendoza Pérez *

El 10 de febrero 2014 conocimos que mediante acuerdo conciliatorio, confirmado por el Juzgado Primero de Letras de Santa Bárbara del municipio del departamento del mismo nombre en Honduras, se ha logrado el Sobreseimiento Definitivo de Bertha Cáceres en el caso que se le imputaba desde el 24 de mayo del 2013, por el supuesto delito de “Posesión Ilegal de Armas de Fuego en Perjuicio de la Seguridad Interior del Estado de Honduras”. Por consiguiente, queda extinguida la acción penal y revocada las medidas cautelares que consistían en que la Coordinadora General del COPINH estaba obligada a firmar control cada semana en el Juzgado de Paz de la Esperanza y la prohibición de salir del país.

Sin embargo, los ataques contra los miembros del COPINH no cesan. El día 10 de marzo recibimos la noticia del intento de asesinato de la Sra María Santos Domínguez, Coordinadora de Organización del Consejo Indígena de Río Blanco y del Sector Norte de Intibucá, líder emblemática en la lucha por la defensa del Río Gualcarque y del territorio Lenca. Igualmente fueron atacados su hijo Paulo Domínguez de 12 años y su esposo Santos Roque Domínguez, ambos también luchadores comunitarios.Tanto María, como Roque y Paulo, han participado muy activamente en la defensa de los derechos del Pueblo Lenca, han estado expuestos a serias amenazas y agresiones a razón de su lucha digna, entre ellas las provenientes de este grupo de 7 individuos que les atacó, simpatizantes del proyecto Agua Zarca, que en una ocasión anterior destruyeron los cultivos de la familia de María y Roque y que han sido hostiles porque la familia Domínguez es miembro del COPINH y por ser firme en la causa indígena.

La familia fue trasladada a un hospital público en un estado delicado, actualmente se recuperan rápido y satisfactoriamente; se espera que en este crimen contra la familia lenca se aplique justicia y que este caso no quede en la impunidad como tantos otros.

Recordamos también el caso de Tomas García, asesinado por un miembro del Ejército de Honduras o como tantas agresiones contra miembros lencas del COPINH en Río Blanco, que siguen, a casi un año, en el proceso de control territorial y ejercicio de autonomía indígena. Esperamos que estas múltiples agresiones cesen y que la vida de los miembros del COPINH así como la de los indígenas que luchan por defender sus tierras deje de estar en peligro.

En la causa contra Bertha Cáceres el Estado de Honduras ha reconocido su error y ha depuesto su persecución judicial en este caso. Éste mismo acepta incluso, el respeto que merece la labor de defensa de los derechos de los Pueblos Indígenas que desarrolla la compañera y el COPINH, y la obligación del Estado de Honduras en respetar los tratados internacionales que protegen esa actividad y el derecho a la cultura y defensa de los territorios Indígenas. Fue muy contundente cuando Bertha Cáceres expresa en esa acta y acuerdo, que siendo que no se vulnera su estado de inocencia acepta la misma, sin perder dignidad y coherencia, y claro es que esa decisión de las partes acusadoras y de ese Juzgado ha sido producto de todo un proceso de lucha política y jurídica nacional e internacional.

Sin duda, la esperanza y la tenacidad de la lucha de las comunidades del COPINH, de Bertha Cáceres y la solidaridad militante a nivel nacional e internacional han hecho posible que esta fuerza se extendiera en el escenario de las batallas judiciales que han sido acompañadas y libradas en este caso por los Abogados Víctor Fernández, Marcelino Martínez y Fredyn Fúnez, con un equipo solidario muy amplio.

Recordamos que aún está pendiente el proceso judicial impuesto por la empresa DESA/Ministerio Publico contra Bertha Cáceres, Aureliano Molina y Tomas Gómez Membreño, por los supuestos delitos de coacción, usurpación y daños continuados, mismo que continuará mediante recurso de amparo, luego de que la Corte de Apelaciones de Comayagua dictara la Revocatoria de la resolución impuesta por el Juzgado Primero de Letras de Intibucá consistente en medidas sustitutivas contra Aureliano Molina y Tomas Gómez y orden de prisión contra la Coordinadora General del COPINH.

El Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH) fue fundado el 27 de marzo de 1993 y actualmente es una instancia que facilita la reivindicación y reconocimiento de los derechos políticos, sociales, culturales y económicos, impulsando el mejoramiento de las condiciones de vida de los pueblos y comunidades indígenas de Honduras. Es además, un espacio generador de debate y análisis constante de la coyuntura regional y nacional, que impulsa acciones y propuestas de manera permanente.

El COPINH está en pie de lucha contra el proyecto hidroeléctrico Agua Zarca, gestionado por las empresas DESA (Honduras) y Synohidro (China) y que abarca los departamentos de Santa Bárbara e Intibucá. La construcción de esta represa inundaría territorio ancestral lenca y la licencia de operar ha sido otorgada sin la consultación previa, libre e informada de los habitantes de esta zona.

Para más informacion: www.copinh.org

____

(*) Marian Mendoza Pérez es una estudiante de Ciencias políticas de la Universidad de Sherbrooke (Québec) que desde hace algunos meses desarrolla una estancia en el seno del Comité por los derechos humanos en América latina-CDHAL. Por su implicación en el equipo de Acciones urgentes del CDHAL ha conocido y sigue de cerca el trabajo y lucha del COPINH en  Honduras.