InicioNoticiaIntenta empresa canadiense reanudar explosiones en la MSX: opositores

Intenta empresa canadiense reanudar explosiones en la MSX: opositores

Intenta empresa canadiense reanudar explosiones en la MSX: opositores

Periódico La Jornada
Domingo 21 de marzo de 2010, p. 29

El Frente Amplio Opositor (FAO) a la Minera San Xavier denunció que su propietaria, la canadiense New Gold ha informado a sus inversionistas que reanudará las explosiones en Cerro de San Pedro, San Luis Potosí, luego de que supuestamente un juez federal levantó la suspensión de transporte, almacenamiento y uso de explosivos.
 

El FAO consideró que lo anunciado constituye un paso más en la estrategia de la transnacional para eludir las leyes de protección ambiental de México debido a que pretende reiniciar operaciones con el argumento de que no necesita el permiso de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales.


Manifestó que la empresa ha operado en diversos niveles de gobierno para «burlar» las leyes y mantener un proyecto que ha dañado «irreversiblemente» el patrimonio ambiental e histórico de la nación, en lugar de establecer un plan de remediación de la zona por los daños que causó su operación.


Además ha mantenido su negativa de someterse al estado de derecho y colaborar en la investigación que permita deslindar responsabilidades sobre los presuntos delitos cometidos por sus directivos en la obtención del permiso ilegal de 2006, agrega.


“New Gold, mediante los directivos de Minera San Xavier, ha maniobrado en los tribunales agrarios con el propósito de romper la resistencia de los ejidatarios del núcleo ejidal Cerro de San Pedro.


«Ahora Juan Sandoval Armas, jefe de la zona centro de la Procuraduría Agraria de San Luis Potosí, ha convocado a una asamblea ejidal para el 26 de este mes, con la intención de reconocer como ejidatarios a 30 trabajadores de Minera San Xavier, violentando los intereses de los ejidatarios legítimos que sobreviven», advirtieron los opositores en un comunicado.


Destacó que la finalidad de autoridades y la empresa es crear, «de nueva cuenta una asamblea espuria que permita a la minera fracturar definitivamente y mediante ilegalidades al ejido para apropiárselo».


Estas acciones, sostuvo, han generado violencia y división entre los habitantes del municipio, «muchos interesados en las dádivas que la empresa les ha ofrecido para prestarse a la entrega total del territorio a la transnacional».


El FAO recordó que la operación de la empresa fue detenida tras haber sido declarada ilegal su operación en septiembre por un fallo de un tribunal, «no obstante lo anterior, New Gold ha mantenido su postura desafiante a las leyes mexicanas».