InicioAcción urgente¡Firma! La respuesta a Covid19 no debe dejar a nadie atrás

¡Firma! La respuesta a Covid19 no debe dejar a nadie atrás

PARA FIRMAR LA PETICION ESTA AQUI

En Canadá están aumentando los casos de Coronavirus / COVID-19, acompañado de crecientes niveles de xenofobia y racismo. La crisis no nos afecta a todos por igual: las comunidades migrantes, pobres y minorías étnicas serán las primeras excluidas de las medidas de respuesta y por ello, las más afectadas por la recesión económica. Debemos exigir respuestas colectivas que no dejen a nadie atrás, incluidos los trabajadores migrantes, los indocumentados, los estudiantes con bajos salarios, los pobres y los refugiados. Las pandemias no conocen fronteras, ni tampoco nuestra solidaridad. Hacemos un llamamiento a las personas y organizaciones de todo el país para que se unan a nosotros en la lucha contra el racismo. Grupos de todo el país (ver la lista adjunta y apoyarla) hacen un llamamiento a los dirigentes federales, provinciales y municipales para que garanticen la justicia de los trabajadores y los migrantes como parte de la respuesta de COVID-19. Todos necesitamos:

1. ATENCIÓN MÉDICA PARA TODOS:

Acceso sin miedo – sin importar el estatus migratorio – a la asistencia sanitaria gratuita, universal y ampliada, incluyendo exámenes médicos. Esto incluye a los trabajadores migrantes que pueden enfrentar períodos de cuarentena. Eliminar los requisitos de la tarjeta de salud y el período de espera. Aplicar directrices claras y precisas para asegurar la atención accesible específica de la comunidad y en el idioma necesitado. Todas las formas de repatriación médica (deportación) y la negación de la condición de inmigrante basada en la condición de salud deben terminar.

2. PROTECCIONES PARA LOS TRABAJADORES:

En tiempos de cuarentenas y cierres de escuelas y espacios comunitarios, la carga del trabajo de cuidado y limpieza recaerá desproporcionadamente en las mujeres migrantes y minorías etnicas. La mayoría de los trabajadores migrantes e indocumentados no tienen acceso a licencias por enfermedad pagadas y se enfrentan a represalias por tomar incluso días de enfermedad no pagados. El seguro de empleo excluye a la mayoría de los migrantes con salarios bajos, ya sea explícitamente o por criterios administrativos. Además, el cierre de los campus educativos afectará más a los estudiantes internacionales porque dependen del trabajo y la vivienda en el campus para sobrevivir. La mayoría de los trabajadores migrantes no reciben el equipo de protección adecuado. Las medidas promulgadas para proteger a los trabajadores deben incluir: fuertes protecciones contra las represalias para los trabajadores que se toman tiempo libre; seguridad de ingresos y permisos de trabajo abiertos para los migrantes que perderán sus salarios o empleos por enfermedad, cuarentena o recesión económica, mayor acceso a la IE, incluidas prestaciones especiales; un fondo federal de emergencia para proporcionar una prestación no reembolsable a los que experimenten una pérdida o interrupción de sus ingresos; y acceso a licencias de emergencia pagadas, según sea necesario, con un mínimo de 21 días para todos los trabajadores, independientemente de su condición de inmigrantes.

3. DETENER LAS DETENCIONES Y DEPORTACIONES; ESTATUS PARA TODOS:

Promulgar una moratoria inmediata sobre todas las medidas de inmigración (detenciones y deportaciones). Las continuas detenciones y deportaciones asustarán a la gente de acudir a la atención sanitaria que necesitan y separarán a la gente de sus redes de apoyo social. Las medidas de emergencia están limitando aún más el acceso de los migrantes a la justicia. Los recursos financieros asignados actualmente a la aplicación de las leyes de inmigración deberían reorientarse hacia las actividades de socorro de emergencia y los servicios esenciales. Las personas detenidas en prisiones y centros de detención están expuestas a una mayor propagación de enfermedades, pero se les niega el acceso a una atención sanitaria de calidad. Deben ser puestos en libertad. Si bien se desalienta la realización de viajes no esenciales, los cierres de fronteras tienen consecuencias reales: las familias deben reunirse, muchas necesitan asistencia humanitaria y los medios de vida de los trabajadores dependen de la posibilidad de viajar. No podemos permitir que esta crisis se utilice para fomentar las políticas fronterizas racistas y xenófobas. Las normas sobre el permiso de trabajo y la condición de residente permanente deben flexibilizarse o eliminarse, y deben concederse rápidamente permisos abiertos a los trabajadores en transición, a fin de garantizar que nadie pierda su condición por la pérdida de su empleo, el cierre de escuelas y las restricciones de viaje.

4. APOYAR A LA COMUNIDAD:

Los apoyos comunitarios como los bancos de alimentos, los refugios de emergencia y otros servicios son esenciales para los pobres, los discapacitados y otras comunidades marginadas, así como para los migrantes y las personas sin estatus y sus familias. Estos apoyos ya se encuentran en un punto de inflexión: el aumento inmediato de la financiación para ampliar estos servicios debe ser la primera prioridad. Las familias de los migrantes y las personas sin condición jurídica deben tener acceso a vivienda, alojamiento, atención universal para los niños, alimentos y otras protecciones básicas; libremente, sin barreras económicas ni temor a la aplicación de las leyes de inmigración. Deben crearse políticas y mecanismos claros para detener el aumento de la xenofobia y el racismo. Las comunicaciones sobre las medidas de respuesta a las crisis, incluido el apoyo a los ingresos, deben hacerse accesibles a las comunidades cuyos idiomas maternos no sean el inglés o el francés.

5. LOS QUE SABEN, LIDERAN:

Las organizaciones de migrantes y de la comunidad deben ser incluidas en la planificación y ejecución de la respuesta actual para asegurar que nadie se quede atrás. Los trabajadores migrantes e indocumentados y quienes los apoyan, han confiado y construido durante mucho tiempo redes eficaces de ayuda mutua. Ellas proporcionan una hoja de ruta para salir de esta crisis, y de ellas se debe aprender.

Declaración conjunta de los miembros de la Red de Derechos de los Migrantes:

Butterfly (Red de apoyo a los trabajadores sexuales asiáticos y migrantes), Caregivers’ Action Centre, Consejo Nacional Chino Canadiense de Toronto, Centre des travailleuses et travailleurs immigrants, Collaborative Network to End Exploitation, Cooper Institute/PEI Action Team, Fuerza Migrante Vancouver, Migrant Students United, Migrant Workers Alliance for Change*, Migrante BC, Migrante Canada, Migrante Manitoba, Migrante Ontario, Migrant Workers Alliance – Niagara, No One Is Illegal – HalifaxNo One Is Illegal – London, No One Is Illegal – Vancouver, OHIP For All, Radical Action with Migrants in Agriculture, Sanctuary Health, Solidarity Across Borders, Vancouver Committee for Domestic Worker and Caregiver Rights, Workers Action Centre. *La Alianza de Trabajadores Migrantes para el Cambio incluye Asian Community Aids Services, Durham Region Migrant Solidarity Network, FCJ Refugee House, GABRIELA Ontario, IAVGO Community Legal Clinic, Income Security Advocacy Centre, No One Is Illegal – Toronto, Northumberland Community Legal Centre, OCASI – Ontario Council of Agencies Serving Immigrants, PCLS Community Legal Clinic, SALCO Community Legal Clinic, UFCW, UNIFOR, y Workers United, así como una serie de organizaciones que figuran como firmantes independientes en esta lista.
Envíe las firmas de las organizaciones a info@migrantrights.ca
Respaldado por: Millennial Womxn in Policy, Rights of Non-Status Women Network, SURJ Toronto, Canadian Federation of Students, Spring Socialists Network, CUPE Ontario

PARA FIRMAR LA PETICION ESTA AQUIIMAGEN DE MIGRANT RIGHTS NETWORKS