InicioNoticiaLa comunidad afrodescendiente de Roche en lucha por su territorio frente a la mina de Cerrejón

La comunidad afrodescendiente de Roche en lucha por su territorio frente a la mina de Cerrejón

El 16 de enero de 2019, la comunidad afrodescediente de Roche bloqueó la entrada de la mina Cerrejón para protestar contra la violencia con que las familias fueron desplazadas y reivindicar de la empresa e del gobierno que realicen proceso de consulta para proseguir con la operación de la mina de carbón. Además, la comunidad exige que se busque revertir los impactos negativos del reasentamiento en su calidad de vida.

Para saber más sobre el caso, sigue declaración firmada por organizaciones de la sociedad civil en solidaridad a la lucha de la comunidad:

DECLARACIÓN EN APOYO A LA COMUNIDAD DE ROCHE, LA GUAJIRA, COLOMBIA

Nosotros, los abajo firmantes, ofrecemos nuestra solidaridad a los miembros de la comunidad de Roche en La Guajira, Colombia, que han tomado medidas directas para protestar por sus condiciones después de ser expulsados de sus tierras ancestrales debido a la expansión de la mina de carbón a cielo abierto más grande de América Latina, Cerrejón, propiedad de tres de las multinacionales mineras más grandes del mundo, Anglo American, BHP y Glencore, todas cotizadas en la Bolsa de Valores de Londres. Estas familias rurales han visto cómo se arruinan sus medios de vida agrícolas al mudarse a un asentamiento semiurbano donde hay tierras inadecuadas para ganarse la vida con la agricultura y donde los intentos de medios de vida alternativos en su mayoría han fracasado. Muchas familias quedaron fuera de las negociaciones sobre el reasentamiento y aún tienen que beneficiarse de los arreglos inadecuados disponibles para las familias que ya han sido reubicadas. Las negociaciones con la compañía de carbón Cerrejón sobre la inclusión de estas familias y sobre otros temas de preocupación se rompieron en diciembre.

El miercoles, 16 de enero de 2019, alrededor de 50 miembros de la comunidad ingresaron a una parte del arrendamiento minero de 69,000 hectáreas y detuvieron sus operaciones. La ocupación no fue violenta. Exigieron que la compañía atienda realmente sus demandas en lugar de solamente discutirlas. Acusan a la compañía de no cumplir con los acuerdos que ha hecho en el pasado, entre otras cosas, la calidad del agua en el nuevo asentamiento, la reparación de casas inadecuadamente construidas y la provisión de formas de ganarse la vida. Insisten en que la reubicación de Roche se declare como un fracaso para que se pueda comenzar de nuevo. Señalan que la comunidad no fue consultada adecuadamente sobre la reubicación antes de que sucediera. Ahora que sus derechos legales como comunidad afrodescendiente han sido reconocidos por la corte constitucional, insisten en que cada miembro de la comunidad tiene derecho a entrar en negociaciones de “consulta previa” con el gobierno y la compañía de acuerdo con la Constitución colombiana, pero la compañía ha tratado de minimizar la cantidad de personas que está dispuesta a reconocer como miembros de la comunidad, y luego trató de que el Ministro del Interior ratifique su elección de quién puede y no puede beneficiarse del acuerdo con la comunidad. Esta fue la última gota para la comunidad, sintiéndose víctimas de nuevo por la compañía que los había obligado a abandonar sus tierras.

Después de tensas negociaciones en la mina, los miembros de la comunidad y Cerrejón acordaron continuar las negociaciones para abordar las inquietudes y aceptaron la mediación ofrecida por la Gobernación de La Guajira, comenzando con una reunión el viernes 18 de enero con la participación de los miembros de la comunidad de Roche, las autoridades locales y Cerrejón. La comunidad accedió a suspender el bloqueo de la mina. La gerencia de Cerrejón dice que ha estado en contacto con el Ministerio del Interior y les solicitó que reconsideren la posibilidad de volver a abrir el proceso de consulta.

Apoyamos a la gente de Roche en sus esfuerzos por obtener justicia de Cerrejón Coal y el gobierno colombiano, e insistimos en que las demandas de quienes ocuparon la mina deben ser aceptadas.

Aldo Orellana Lopez, The Democracy Center
Alexandra Huck, kolko – derechos humanos por Colombia, Germany
Anne Harris, Isobel Tarr and Scarlet Hall, Coal Action Network, UK
Avi Chomsky, North Shore Colombia Solidarity Committee, Massachusetts, USA
Emma Banks, Vanderbilt University, Tennessee, USA
Giulia Franchi, Re:Common, Italy
Ingrid Navarrett, AG Bergbau und Menschenrechte in Kolumbien – Berlin, Germany
Leonardo Gonzalez, Indepaz, Colombia
Richard Solly, Colombia Solidarity Campaign and London Mining Network, UK
Seb Ordonez, War on Want, UK
Sian Cowman, Latin America Solidarity Centre, Ireland
Stephan Suhner, Arbeitsgruppe Schweiz Kolumbien, Switzerland
Sue Willman, Deighton Pierce Glynn, UK

Para saber más sobre el caso:
Comunicado sobre los casos de violencia desde 2016

Fuentes:

Indepaz.org.co

Foto: WarOnWant.org