Faire un don
Nouvelles

¿Justicia en Honduras? Sobreseimiento a Medeline David y ratificación de propiedad a la mafia canadiense del rey del porno

16 Diciembre 2016
¿Justicia en Honduras? Sobreseimiento a Medeline David y ratificación de propiedad a la mafia canadiense del rey del porno

Source: OFRANEH

Fuente de la foto : IM-Defensoras

En medio de la ofensiva territorial que se viene contra los pueblos indígenas en Honduras, el Juzgado de Letras de la ciudad de Trujillo, emitió un sobreseimiento definitivo a favor de Medalime Martina David Fernández por el supuesto delito de usurpación, al mismo tiempo que el Juez Fredy Cenen Caballero Nuñez acreditó legítima propiedad del terreno comunitario a Sociedad Mercantil CARIVIDA, registrada a nombre del Sr. Patrick Forseth, ciudadano canadiense ligado a Randy Jorgensen conocido como “el rey del porno”.

La venta ilegal de tierras en las comunidades ha sido instigada por municipalidades y avalada por catastros y el Instituto de la Propiedad. Uno de los objetivos es promover el efecto dominó en las ventas de tierras, para así lograr diluir los títulos comunitarios. En el caso del terreno adquirido por la empresa CARIVIDA, este formo parte de MUTU, un proyecto de ecoturismo comunitario, manejado por las mujeres Garífunas de Guadalupe, el que fue financiado por el Programa de Pequeñas Donaciones del PNUD y AECI. El proyecto se vio afectada por una oleada de violencia instigada por un grupo de forajidos que se establecieron en Betulia, cometiendo una serie de asesinatos, situación que impidió el funcionamiento del proyecto.

Ante los rumores de la posible venta del terreno, OFRANEH envió una nota a la municipalidad de Santa FE en julio del 2012, donde encarecidamente nuestra organización solicita a la corporación municipal detener cualquier tipo de trámite administrativo. Desafortunadamente los funcionarios municipales hicieron caso omiso a la petición y para abril del 2013, CARIVIDA aparece como propietaria del predio en cuestión.

Es interesante como las autoridades de Trujillo, no tardaron más de diez días para cumplir la orden de captura, contra Medeline David, acusada de usurpar el terreno que ocupó el proyecto comunitario MUTU. En menos de diez días, fue capturada y agredida por los miembros de la Fuerza Naval que integraron el contingente de elementos encargados de ejecutar las órdenes de captura.

El caso de la venta irregular del predio de MUTU en Guadalupe es un indicador de los despojos que se vienen dando en el territorio Garífuna, y de como las municipalidades se prestan a reconocer las actuaciones de patronatos falsos. OFRANEH desde el 2004 señaló las inconsistencias que surgirían por la Ley de Propiedad promovida por el Banco Mundial y su cuestionable Programa de Administración de Tierras de Honduras (PATH).

El rey del porno y su mafia de canadienses, prácticamente se apoderaron de toda la Bahía de Trujillo, incluso demolieron la histórica comunidad de Río Negro, una de los primeros asentamientos del pueblo Garífunas en Honduras. El Estado ha propiciado los hechos a través de la negligencia e ignorancia supina. Desde el año 2008 se notificó al Ministerio Publico las ventas ilegales y la pretensión de los inversionistas canadienses de despojar a las comunidades de sus hábitats funcionales y propiciar una expulsión paulatina de nuestro pueblo.

Las resoluciones emitidas por el Juzgado de letras sobre el expediente 206-16, las que se hicieron públicas el día de ayer, demuestra que en Honduras no existe ninguna protección para los pueblos indígenas, mientras a los “inversionistas” extranjeros se les respeta y protege a pesar de los despojos que se comente contra propiedad comunitaria. Además las comunidades Garífuna afectadas por los proyectos de desarrollo de la mafia canadiense, nuca fueron consultadas para obrener su consentimiento previo, libree informado; violando de esta forma el Convenio 169 de la OIT.

Los canadienses Patrick Forseth y Randy Jorgensen vienen apoderándose de Guadalupe y las comunidades vecinas con lo que parece ser el apoyo irrestricto de los operadores de justicia locales. Es evidente que la mafia canadiense desconoce los derechos que poseemos sobre nuestros territorios ancestrales, por lo cual nos veremos obligados a recurrir al sistema Interamericano de Justicia.

Organización Fraternal Negra Hondureña, OFRANEH