InicioComunicadoEl Río Cauca se debe liberar y a las comunidades escuchar

El Río Cauca se debe liberar y a las comunidades escuchar

Deslizamientos en Hidroituango derrumbaron la tranquilidad de las comunidades aguas abajo y aguas arriba de la represa
La situación de Hidroituango ha generado una afectación nacional – todos somos afectados. ¡la vida no se represa!
El movimiento ríos vivos Antioquia y ríos vivos Colombia se une a los planes de contingencia y promueve acciones de autoprotección frente a un eventual colapsamiento de la hidroeléctrica Hidroituango pero alerta sobre la situación humanitaria que aún no se atiende en Sabanalarga, exiguamente en Ituango y que la cantidad de gente en Valdivia desbordas las capacidades

Tras varios días de emergencia social y ambiental en la zona de afectación de Hidroituango, nos permitimos hacer un balance general de la situación y presentar algunos interrogantes para que EPM y GOBERNACIÓN DE ANTIOQUIA respondan con claridad a la opinión pública y para que las autoridades competentes de control adelanten las investigaciones respectivas con celeridad debido a la emergencia HUMANITARIA, social y económica generada por las fallas técnicas de la Hidroeléctrica que han puesto en riesgo la vida y medios de subsistencia de más de 130 mil colombianos y colombianas que habitan la cuenca media y baja del Río Cauca.

FRENTE A LA EMERGENCIA ES NECESARIO QUE FAMILIARES Y AMIGOS DE QUIENES HABITAN LOS MUNICIPIOS DE VALDIVIA, TARAZÁ, CACERES, CAUCASIA Y NECHÍ LES COMUNIQUEN DE ESTA EMERGENCIA Y SE UBIQUEN EN SITIOS CON ALTITUDES MAYORES A LOS 200 METROS SOBRE EL NIVEL DEL RIO CAUCA COMO MEDIDA PREVENTIVA ANTE UNA POSIBLE AVALANCHA O DESPLAZARSE A UN MUNICIPIO VECINO SEGURO DONDE HAYAN ALBERGUES ESTABLECIDOS.

Algo de historia para entender el contexto de la defensa de los derechos ambientales y humanos vulnerados por Hidroituango.

Desde el inicio del proyecto, ya contando con licencia ambiental, las primeras personas que se organizaron en torno a la preocupación que generaba la construcción de una hidroeléctrica en este territorio y los técnicos que habían participado en la elaboración de estudios sísmicos empezaron a llamar la atención sobre los estudios de diseño que no se diferenciaban en casi nada de los estudios de factibilidad del proyecto y, bajo el criterio de algunos técnicos, la información geológica fue mal interpretada, no obstante los promotores del proyecto avanzaron en su promoción y posterior emplazamiento.

Las fallas geológicas que produjeron deslizamientos continuos como la del Guácimo, han tenido ocurrencias en tiempos distintos: hace 6000 años, 3500 años y la última hace 800 años, por lo cual fue un elemento de preocupación que en el Estudio de Impacto Ambiental, la empresa Integral, concluyera que el riesgo de presentarse un nuevo deslizamiento que obstruyera el río Cauca era improbable. Esta preocupación fue puesta en conocimiento por parte del Movimiento Ríos vivos Antioquia a la Empresa EPM, en la mesa de diálogo que se tuvo con la empresa en el año 2012; allí también se advirtió sobre la existencia de cuerpos enterrados en la zona de inundación del proyecto. EPM se levantó de esta mesa sin ninguna explicación y a partir de ese momento se ha rehusado sistemáticamente a interlocutar con los afectados por Hidroituango articulados en el Movimiento Ríos Vivos Antioquia.

Ahora que han resultado ciertos los cuestionamientos técnicos les recordamos a los entes de control y autoridades judiciales que también hemos alertado sobre las irregularidades con que se llevaron a cabo los estudios relacionados con las afectaciones sociales, culturales, ambientales, y económicas del proyecto Hidroituango.

Ante el la estigmatización y negar repetidamente nuestra condición de afectados, optamos por llamar la Atención de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales – ANLA con quienes, por común acuerdo en 2016, constituimos dos mesas de trabajo una denominada de contingencias para evaluar el levantamiento de medidas sancionatorias del proyecto que se generó a partir de que EPM usará el Río Cauca como lugar de depósito de cientos de toneladas de escombros generados en la construcción de la vía Puerto Valdivia-Sitio de presa afectando el barequeo tradicional y la pesca artesanal aguas abajo (Ver resolución 0027 de 2016) -valga la pena resaltar que a pesar de que Ríos Vivos denunció esta situación por la afectación que nos generó jamás se nos consultó ni fuimos tenidos en cuenta en las medidas de reparación como lo exponía dicha resolución-; la segunda mesa constituida se denominó de Restitución de medios de vida para dar solución a la serie de conflictos manifestados por los afectados y que fueron debidamente documentados y entregados a la ANLA en 3055 folios en enero de 2016. Estas mesas sesionaron solo una vez donde se avanzó en definir una ruta de trabajo pero la ANLA canceló injustificadamente las visitas acordadas a territorio lo cual imposibilitó avanzar en las rutas de solución planteadas.

Con la Gobernación de Antioquia quien es el mayor inversionista del proyecto el tratamiento ha tenido diversos momentos. En el gobierno de Sergio Fajardo, se intentó interlocutar y dar a conocer la situación. Nunca fue posible hablar con él pese a que las comunidades del norte y occidente de Antioquia permanecieron por más de siete meses en la ciudad de Medellín hacinadas en el viejo coliseo de la Universidad de Antioquia en el año 2013. Los acercamientos con gobernación se dieron con el Secretario de Gobierno, jamás con el Gobernador, imposibilitando un debate que pudiera generar decisiones y acciones certeras y de fondo frente a las irregularidades identificadas por Ríos Vivos hasta esa época. El gobierno de ¡Antioquia, la más educada! no dio espacio al diálogo directo con los afectados.

Posteriormente, en la Gobernación de Luis Pérez tras una movilización social en marzo de 2016 en la que afectados del norte, occidente y bajo cauca antioqueño arribaron de nuevo a la Universidad de Antioquia se llegó al acuerdo de firmar el decreto 1606 por medio del cual se primaba la opción del diálogo conjunto para dar solución a los conflictos generados por proyectos minero energéticos en Antioquia. El primer proyecto a tratar fue Hidroituango, lo lamentable es que solo 18 meses después de firmarse sesionó la mesa por primera vez; sin embargo, se logró establecer una ruta clara para la atención de la problemática pero el consiguiente incumplimiento por parte de la gobernación de Antioquia no permitieron actuar con la rapidez requerida frente a la tragedia que se empezaba a avizorar con gravedad.

En la ruta de soluciones, se había acordado llevar a cabo en diciembre de 2017 un recorrido por el cañón del Río Cauca visitando las zonas a inundar y las comunidades situadas aguas debajo de la represa has Caucasia; en el recorrido participarían la secretaria de gobierno de Antioquia, funcionarios de las secretarias de ambiente, minas y agricultura, la ANLA y CORANTIOQUIA pero en varias ocasiones el recorrido se aplazó por parte de la Gobernación hasta llegar a la presente contingencia.

Resaltamos que uno de los temas a observar en dicho recorrido eran las irregularidades con que avanzaba la tala del Bosque Seco Tropical y las condiciones geológicas del terreno, en ese recorrido de observación se hubiera podido tomar a tiempo correctivos frente al abandono de madera en las playas o sitios cercanos a las riberas del río que ocasionaron la primera obstrucción de los túneles, incluso presentadas antes de esta última contingencia. Otro aspecto que contemplaba el recorrido era escuchar los testimonios de las personas que habitaban ancestralmente las playas del río Cauca, las cuales hoy están desplazadas en los cascos urbanos de municipios situados aguas arriba del proyecto y a los cuales se les desconocen sus derechos e incluso se les ha negado atención humanitaria frente a esta contingencia, en especial las comunidades asentadas en los cascos urbanos de Sabanalarga e Ituango. – Al cierre de este balanace se tiene conocimiento que la defensa civil tomó contacto con los desplazados presentes en el Coliseo de Ituango, pero han paso más de 10 días allí invisibilizados,aguantando frio, hambre y enfermedades-.

Si bien, hay muchos más elementos que demuestran la desatención que hemos tenido las personas, hombres y mujeres, que conocemos y habitamos el río Cauca por parte de autoridades y empresa EPM, continuaremos nuestro trabajo de cara a avanzar en la contingencia y proteger nuestras vidas; no obstante es inaplazable iniciar o dar celeridad procesos de investigación que permitan a futuro tomar decisiones sobre nuevos proyectos y determinar las responsabilidades a que haya lugar para garantizar un proceso de inclusión de todos los afectad@s, más aún, con las nuevas afectaciones y con ellas nuevos afectad@s generadas por Hidroituango.

Con los hechos ocurridos hasta el momento consideramos que la ANLA debe proceder a suspender y retirar la licencia ambiental del proyecto y dejar que el Cauca corra con libertad, esto a su permitirá avanzar en la tarea humanitaria de rescatr las fosas y cuerpos exhumados en las riberas del cañon del río Cauca luego como secuela del conflicto armado que se vivió en la zona. Es menester recalcar que más de 62 masacres han tenido lugar en la zona de influencia del megaproyecto.

Momentos relevantes de la actual contingencia que han marcado un desenlace poco alentador y de alto riesgo para la vida

El taponamiento de los túneles de desviación provocó el secamiento temporal del rio después del muro de la represa lo cual significó el inicio de la incertidumbre permanente de las comunidades situadas aguas abajo por el temor a una avalancha. Desde el inicio de la contingencia se escucharon explosiones y la preocupación aumentó cuando la empresa por medio de un comunicado público del 29 de abril (Avance informativo Numero 2) expresará que en el sitio no se había realizado voladuras. Las comunidades empezaron a sospechar que había información que se estaba ocultando.

La preocupación aumentó cuando se ventiló por redes sociales un video que daba cuenta de un derrumbe, el cual EPM pasa a reconocer que fue originado por una falla geológica (Avance informativo EPM, Número 5), lo cual constata como ciertos los llamados de atención y partes de preocupación que Ríos vivos le presentó a la empresa en 2012. En el mismo informativo dicen que se seguirá informando por redes sociales, cuentas oficiales y comunicados, lo cual generó desasosiego en la población pues en la zona no todos tienen acceso a redes sociales y en varios lugares ni siquiera hay señal de celular.

La situación para las comunidades empezó a volverse caótica con el anuncio de EPM de llevar a cabo un llenado prioritario de la represa y dar pasó al agua que rebosará por el vertedero. Frente a esta propuesta se generaron dos inquietudes: a) ¿Por qué razón se anunciaba un llenado prioritario sin siquiera haber culminado la construcción del muro? y b) se pretendía dar paso al agua por los túneles de desviación dinamitando los tapones, pero dichos túneles no cuentan con sistemas de regulación del caudal. Es decir, estos anuncios daban cuenta que la meta era salvar el proyecto sin tener en cuenta los riesgos para comunidades situadas aguas abajo. (Ver avance informativo número 6).

Frente a esta situación las comunidades proceden a organizarse y protestar por la intranquilidad que están viviendo y exigir garantías a la empresa de poner permanecer en sus territorios. En medio de esta acción se produjo el asesinato del Sr Hugo George (integrante de ASVAM El ARO organización articuladas a Ríos Vivos Antioquia) y su sobrino en el corregimiento de puerto Valdivia, al parecer este hecho sirvió de excusa para que el personal de EPM que se iba a reunir con la comunidad les incumpliera pues nunca se presentó a dialogar en el sitio acordado. Al día siguiente se recibe la noticia que EPM dará informe de lo sucedido a la misma hora en que el corregimiento se iba a llevar a cabo el sepelio de los compañeros, una muestra más de desconocimiento de la cultura local. Quienes decidieron asistir a la reunión, el 4 de mayo, expresan que con ímpetu los funcionarios de EPM manifestaron que la comunidad no debía creer en chismes, que todo estaba controlado en el proyecto y que no había nada que repararles porque no se les había generado ninguna afectación.

Posteriormente, la mañana del 6 de mayo de 2018, aguas abajo del muro de Hidroituango, significó el aumento de la angustia por no saber con certeza que estaba pasando en el proyecto. El caudal del río Cauca se redujo drásticamente después del muro, las montañas contiguas al túnel de desviación se derrumbaron y por si fuera poco se recibían noticias de pobladores situados aguas arriba que testimoniaban como otras montañas a lo largo del embalse sucumbían con el aumento del nivel de las aguas. Si bien los medios se han enfocado en los derrumbes en el sitio de túneles a lo largo de la represa se tienen evidencias de más derrumbes que incluso han disminuido el oxígeno y luz produciendo mortandad de peces aguas arriba. Este contingencia también desplazó forzadamente a la fauna con el aumento de los niveles del agua, diversos animales huyeron en estampida generando afectaciones a los cultivos y nuevos casos de enfermedades que hasta ahora no hemos visto en los reportes ni comunicados de EPM.

Al ver que la situación tendía a empeorar, las comunidades decidieron organizarse y llevar a cabo una nueva movilización de protesta social, en este marco se produjo el asesinato de Luis Torres, un pescador y barequero tradicional que participaba activamente en las actividades de su Asociaciónos de Puerto Valdivia -AMPA articulada también al Movimiento Ríos Vivos Antioquia. En el hecho también asesinaron a su hermano Duvían y este hecho dejó instalado temor en la población obstruyendo las condiciones para adelantar acciones de protesta para la reivindicación de su derecho a la información, al trabajo y el ambiente sano.

Luego llegó el episodio del 12 de mayo que generó la destrucción de más de 19 viviendas, una escuela, un centro de salud, varios puentes destruidos e impactos psicosociales en la población. Quedo en evidencia que EPM no tenía ningún control de la situación y que los funcionarios que acudieron a las reuniones realizadas con las comunidades el 4 de mayo, había mentido.

De este hecho se ha dicho que el taponamiento y destaponamiento de uno de los túneles generó un vertimiento de 6000 metros cúbicos por segundo de agua, por un espacio de más de tres horas, que condenó al destierro de cientos de poblador@s de puerto Valdivia.

Este tratamiento y situaciones son muy contrarias a las promesas de los promotores del proyecto Hidroeléctrico que usaron para descalificar y estigmatizar a los opositores, que más que oponerse al proyecto, se preocupaban por los riesgos a la vida, el derecho al trabajo y al ambiente sano.

En tercer lugar frente las recientes declaraciones de la fiscalía general de la nación, de congresistas, del Gobernador Luis Pérez, del presidente de la república y las situaciones de riesgo que tienden a empeorar presentamos los siguientes interrogantes para que EPM los responda públicamente y para que los entes competentes avancen en sus diligencias:

1.Si desde el inicio ha primado el bienestar de las comunidades en la toma de decisiones, ¿por qué razón se optó como una de las primera medidas retirar el tapón de concreto de 22 metros de uno de los túneles al tiempo que se anunciaba un llenado prioritario?. Conjugar estos dos escenarios, implicaría ante el destaponamiento y la inexistencia de una compuerta de regulación, la afectación directa de comunidades aguas abajo.
2.¿Por qué no se optó por dinamitar el tapón de alivio de la represa antes que inundar el cuarto de máquinas? Esta decisión podría haber costado menos dinero, sin comprometer la estructura ni los equipos del cuarto de máquinas y representaba un riesgo menor en su momento a las comunidades situadas aguas abajo y aguas arriba del proyecto.
3.El episodio generado el 12 de mayo, EPM ha manifestado que se dío por el tamponamiento y destaponamiento del túnel, ¿a qué túnel en específico se refieren? Por favor explicar el detalle de este episodio pues puede ser la clave de prevenir una catástrofe en el corto plazo. ¿Fue un derrumbe o fue una filtración fruto de la presión ejercida por la columna de agua de la represa sobre alguno de los tapones de sellamiento? Si fuese el segundo caso, ¿hay alguna garantía de que esto no va a volver a ocurrir?
4.Si se ha pedido evacuar a las comunidades en varios municipios rio abajo, ¿por qué razón no se evacúa al personal que se encuentra trabajando en el levantamiento del muro?. Es tan importante la vida de las comunidades situadas aguas abajo como la de cada uno de los trabajadores y trabajadoras del proyecto Hidroituango. Existe por tanto, ¿algún análisis o información que no han dado a conocer a la opinión pública?
5.Daniel Quintero (exviceministro TIC y Ex ingeniero EPM) habla de un Sistema Auxiliar de Desviación. ¿Esta obra quien la ejecutó y que costo tuvo?¿Porque razón se construyó? ¿Porqué no se ha procedido a corregir a los medios de comunicación que permanentemente hablan de dos túneles de desviación si en realidad son tres? ¿A qué número de modificación de licencia ambiental corresponde esta nueva obra?
6.¿Los túneles que tanta presión pueden soportar? ¿Se encuentran revestidos en concreto?
7.En los videos mostrados de derrumbes, se aprecia como una montaña verde tapó la entrada de uno de los túneles. ¿Por qué razón la entrada de este túnel no se protegió a sabiendas de la inestabilidad de los terrenos? Es decir, porque se tomó la decisión de no retirar la capa vegetal ni proceder a revestir y pernar la vertiente?
8.Porqué razón se optó por sellar los túneles con tapones de concreto en lugar de compuertas que permitiera una eventual regulación del caudal?
9.¿Cuáles son los argumentos para tomar la decisión de taponar las cuatro bocas de los túneles de desviación sin estar el muro terminado? ¿De qué manera se valoró el riesgo para las comunidades aguas abajo y aguas arriba en esta decisión?
10.¿Cuál es el plan diseñado para efectuar un vaciado controlado del embalse teniendo en cuenta las medidas a implementadas para superar la emergencia? ¿Esto de cara a minimizar los riesgos generados por presión de poros positiva en las laderas?
11.En la vía alterna construida para transitar hacia el Municipio de Ituango, margen derecha, se construyó sobre el megadeslizamiento Playa Negra, frente a los recientes episodios ¿cuáles fueron los argumentos técnicos para tomar esta decisión y no buscar una alternativa de tránsito?

Frente a estas inquietudes también es necesario que el Gobernador de Antioquia le comparta a la opinión pública cuál fue la información que EPM le ocultó, pues hasta la fecha desconocemos que motivó su indignación y sus declaraciones al respecto.

Finalmente las administraciones municipales también deben responder ¿qué les motivó a declarar tardíamente la alerta para que el DAPARD pudiera tomar cartas en el asunto, en especial las administraciones del municipio de Ituango, Valdivia y Sabanalarga?

Estas situaciones además de calamitosas generan nuevas afectaciones para las poblaciones locales y nuevos afectados que deben ser atendidos con celeridad.

¡AGUAS PARA LA VIDA, NO PARA LA MUERTE!

Fuente: “El Rio Cauca se debe liberar y las comunidades escuchar”